Estamos en un tiempo precioso para unos y no tanto para quienes no son capaces de percibir la vibración que se instala en el aire ” la ternura”, es momento de manifestar que nos queremos, nos sentimos y esto lo transmitimos facilmente porque la fuerza del Amor esta en todos y a flor de piel.

También están los recuerdos hacia quienes ya han partido, de quienes están lejos, de los que están enfadados, estos recuerdos trasmiten emoción que se siente en la nariz y unas lágrimas hacen brillar los ojos porque el alma siente la intensidad del Amor.

Me traslado con el pensamiento a mi infancia, en casa poníamos nacimiento y árbol con luces, todo traía alegría, mis abuelas estaban en esos días en casa por ello eran dias especiales.

Considero que la Navidad también es un acontecimiento Cósmico, no es casualidad que su celebración coincida con el Solsticio de invierno y las noches mas largas del año, a partir del cual el Sol invierte su descenso y los días empiezan a alargarse. Para la naturaleza supone el nacimiento del Sol, de la Luz; El Solsticio de invierno alrededor del día 21 al 22, es la noche empiezan a disminuir el poder de las tinieblas y el Sol renace.

La celebración más antigua es la celebración de Yule,

En casa también adornamos centros de mesa y chimeneas con ramas de pino, hiedra, acebo, muérdago, manzanas, naranjas, limones y velas rojas; hacemos un circulo de hiedra y hojas de pino, ponemos en su centro las velas rojas con cintas doradas, el carbón vegetal ya prendido se añade el incienso compuesto por hojas de pino (picadas) canela y se prenden a segur las velas, se medita pidiendo protección para lugares y personas, reflexionando de que tenemos otra oportunidad de renacer, de comenzar un nuevo ciclo, como así lo hace el Sol, el nacimiento de43l niño Jesús y la LUZ.

Feliz Navidad, con Amor y Paz.